“SOMOS SIMPLES SERVIDORES, LO QUE DEBÍAMOS HACER… HICIMOS”

Somos simples servidores: lo que debíamos hacer… hicimos.   (cf. Lc. 17,10)

– A PROPÓSITO DE LOS OBISPOS DE VERACRUZ Y EL PASADO PROCESO ELECTORAL –

  1. Entre los variados servicios que los pastores de la Iglesia Católica debemos a nuestros fieles está la de ser testigos de los valores ciudadanos en el marco de la Norma Suprema y las leyes que nos rigen, fomentando una sociedad más digna, justa, veraz y democrática.
  1. Por esta razón desde varias décadas atrás, los obispos de Veracruz (Provincia Eclesiástica de Xalapa) que tenemos la encomienda del gobierno pastoral de las ocho diócesis en nuestro Estado de Veracruz – Llave, hemos impulsado la cultura de la participación ciudadana, a través del voto libre, secreto, intransferible y responsable, de modo que los procesos de elección de nuestras autoridades contribuyan a la maduración de una sociedad participativa, en justicia, solidaridad y armonía.
  1. El proceso electoral 2015 – 2016 para la elección de un Gobernador por dos años y de la renovación del Congreso Local no fue la excepción.   Por nuestra propia convicción, los pastores de la Iglesia Católica nos sumamos a la invitación que otros actores de la sociedad hicieron para una participación madura y vencer el abstencionismo. Los obispos de Veracruz hicimos nuestra invitación el 17 de Abril de 2016 a través del mensaje titulado:

El Futuro de Veracruz está en nuestras manos:

Votemos con responsabilidad el Domingo 5 de Junio”.

  1. Allí recogíamos las aspiraciones y preocupaciones de nuestro pueblo, y renovábamos el llamado que hemos venido haciendo a lo largo de otros años. Expresamente decíamos: “A nuestros hermanos sacerdotes les recordamos que nuestra mejor aportación a la democracia es la de hacer conciencia en nuestros fieles de sus derechos y deberes ciudadanos. Como pastores, estamos llamados a ser factores de unidad y de comunión, de reconciliación y de paz, por lo que no es nuestro papel hablar en favor o en contra de ningún candidato o partido político en particular; hemos de respetar la libertad de los fieles laicos en sus opciones políticas.” (N.18)
  2. Y reiterábamos: “el voto personal, libre, razonado y secreto: es insustituible. Es un derecho y un deber moral de todo ciudadano. Por ello debemos fortalecer el voto de cada ciudadano, que no se compra ni se vende: es absolutamente condenable que se consiga a través de sobornos o amenazas. Todo lo que constituya una forma fraudulenta de obtener el voto, es un delito deshonesto y constituye una falta moral grave, pues se manipula a la persona, hiriendo su dignidad, tanto más cuando se especula con la pobreza o la ignorancia de la gente sencilla.” (n.15).
  1. Llegó la Jornada Electoral del 5 de Junio en medio de muchas expectativas y la ciudadanía participó según sus preferencias y su libre criterio. Los cómputos mayoritarios resultaron a favor del ahora gobernador Miguel Angel Yunes Linares y su coalición, así como la diversidad de diputados que integran ahora la LXIV Legislatura del Congreso de nuestro Estado de Veracruz. El Órgano Público Local Electoral (OPLE) en nuestro Estado, concluyó el cómputo y anunció a los ganadores de la contienda dando la constancia de mayoría el 12 de junio de 2016, calificando la jornada como ejemplar y participativa a pesar de los desafí

DOS MESES DESPUÉS

  1. Lamentablemente uno de los partidos contendientes, – el PRI – mediante artificios e interpretaciones sesgadas, impugnó estos resultados, acusándonos ante el Tribunal Electoral de Veracruz (TEV), a los 11 obispos junto a otros 3 hermanos sacerdotes católicos y un hermano pastor evangélico, por haber supuestamente realizado un proselitismo político “de manera sistemática y deliberada”, “en flagrante violación a los principios del Artículo 130 de la Constitución Federal…” convirtiéndonos así prácticamente en infractores y delincuentes electorales.
  1. Contradictoriamente, aunque los magistrados del TEV reconocían que la constancia de mayoría debía mantenerse a favor de los ya anunciados ganadores, mandó establecer un juicio sancionador contra nosotros los ministros de culto, según aparece en las resoluciones de la sesión del 24 de agosto de 2016. Las acusaciones no eran cosa menor: además de la difamación manifiesta que aún aparece en la página pública del TEV (cfr. Nota [1]) podrían haberse concretado algunas de las sanciones previstas por la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, Art. 32 (cfr. Nota [2] ).
  1. Al repasar algunas de las acusaciones con las que se nos atribuía un supuesto proselitismo político de nosotros los ministros de culto, se mencionaba:
  • Que los veracruzanos no deben vender su voto y deben elegir con conciencia al nuevo gobernante…
  • Que antes de votar deben analizar….
  • Que los ciudadanos deben votar y vencer el abstencionismo…
  • Que los ciudadanos deben elegir a los mejores candidatos…
  • Que el voto es un derecho y un deber moral de todos….
  • Que las campañas deben realizarse sin denostación ni desprestigio…
  • Que es indignante que los partidos y candidatos utilicen para sus intereses recursos de campaña…

NOS PODRÍAMOS PREGUNTAR: ¿habrá algún partido serio que estuviera en desacuerdo de estas recomendaciones válidas y aplicables para todos los partidos? ¿Acaso suponen proselitismo político? ¿No querrían los partidos más bien que estos criterios fueran una realidad en nuestra democracia? Nos preguntamos también: ¿Por qué los magistrados del TEV no supieron o no quisieron descubrir la trampa amañada con las que se acusaba de proselitistas a los pastores eclesiásticos?

 

  1. DECIDIMOS ENTONCES ASESORARNOS de abogados peritos en estos procesos electorales – uno de ellos ex magistrado electoral veracruzano, – quienes nos aconsejaron iniciar 15 demandas por medio de Juicios para la Protección de los Derechos Políticos Electorales del Ciudadano (JDC). Y con ellos presentamos nuestra defensa ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) – antiguo TRIFE.

RECUPERANDO LA CONFIANZA

  1. GRACIAS A DIOS: El 19 de octubre de 2016 recuperamos nuestra confianza en las instituciones de nuestra patria, al constatar el imparcial seguimiento que nuestra defensa recibió en este supremo Tribunal Electoral de la Federación.
  1. Este TRIBUNAL ELECTORAL (TEPJF) por unanimidad de los seis magistrados, junto al asunto de la Elección de Gobernador en el Estado de Veracruz, resolvió favorablemente los 15 JDC (Juicios para la Protección de los Derechos Políticos Electorales del Ciudadano) promovidos por los 11 obispos de Veracruz, 3 sacerdotes y un pastor evangélico. (cfr. Juicios de Revisión del TEPJF, Expedientes: SUP-JRC-342/2016 Y ACUMULADOS. (Nota[3]).   El TEPJF validó por tercera vez la elección del Lic. Miguel Ángel Yunes Linares como Gobernador de Veracruz y declaró que los 15 ministros de culto – equivocadamente señalados por el TEV – no hicimos proselitismo a favor o en contra de ningún partido, declarando improcedentes las “vistas” de sanción que remitía a otras autoridades como el OPLE y SEGOB [4], por estos delitos electorales infundadamente atribuidos.
  1. Por su parte el OPLE de Veracruz emitió el pasado 11 de noviembre una declaración donde se desecha sin materia (o sobresee ) el eventual Procedimiento Ordinario Administrativo Sancionador (POAS 5/2016) que habían ordenado incoar o perseguir los magistrados del TEV de Veracruz contra los ministros de culto.

LABOR POSITIVA DE LAS IGLESIAS Y LOS MINISTROS DE CULTO

  1. MÁS AÚN: El TEPJF a través y en voz de sus Magistrados en Pleno y como máxima autoridad especializada en la materia electoral, no sólo revocó la sentencia del TEV sino que también reconoció la labor que hiciera la Iglesia durante las elecciones, sea por medio de sus comunicados y mensajes, como por las exhortaciones a los ciudadanos donde se invitó a votar de manera informada y libre. La iglesia desempeñó un papel importante de ayuda con los organismos encargados de promover el voto para buscar la participación ciudadana y vencer el abstencionismo. Los ministros de culto no violamos ninguna ley al promover el voto, ni faltamos al estado laico.
  1. Si bien las leyes relativas a las iglesias o asociaciones religiosas restringen la posibilidad de hacer cualquier proselitismo político, también nos compromete y manda: “Propiciar y asegurar el respeto integral de los derechos humanos de las personas” (Nota[5]), entre estos derechos están por supuesto el de la libertad de expresión, el de la libertad para ejercer libremente el voto, el de promover en la sociedad estos valores y derechos: como el del respeto a la vida y la dignidad humana.
  1. En las deliberaciones de la histórica sesión del 19 de octubre pasado, este tribunal (TEPJF) también se reconoció el derecho de los ministros de culto a expresar su percepción o preocupación por la situación general de la sociedad. La aspiración del pueblo a tener gobernantes confiables, comprometidos con la seguridad de todos, y la lucha contra la violencia y la impunidad, políticos que mantengan informada a la sociedad del manejo y destino de los recursos públicos, políticos “que ofrezcan una vigilancia real para que la deuda pública se mantenga en parámetros razonables”. Políticos que atiendan el anhelo de los jóvenes que carecen de empleo o de medios para el estudio. Políticos que protejan la vida en todas sus etapas y edades.
  1. La manifestación de los obispos sobre estas preocupaciones y anhelos con los que nos sigue interpelando la realidad veracruzana, en nada se opone a que los ciudadanos escogieran libremente a los candidatos que creyeron convenirles mejor.
  1. Los obispos y nuestros hermanos sacerdotes, solidarios con nuestro pueblo, no podemos dejar de hablar de las grandes necesidades, como nos lo pide la doctrina de la Iglesia y como nos lo facultan las leyes mexicanas, en el derecho de todos a nuestra libertad de expresión y en el mandato constitucional de “propiciar y asegurar el respeto integral a los derechos humanos”.
  1. A medio año de la jornada electoral, tristemente comprobamos que las preocupaciones que señalábamos los obispos en abril pasado, se han evidenciado en la escalada de violencia en algunas regiones de nuestro Estado, así como en el descubrimiento de grandes desfalcos y desvíos de los fondos públicos que tienen detenida la vida normal de muchos ciudadanos que requieren de servicios y exigen con razón transparencia sobre el destino de los adeudos, la necesaria devolución de lo defraudado y el pago justo a quienes se debe.

VAMOS JUNTOS EN LA LUCHA POR UNA SOCIEDAD MÁS JUSTA Y DEMOCRÁTICA

  1. Hermanos: Los exhortamos a que cada quien según su vocación y profesión, ponga todo su empeño y creatividad, su constancia en el trabajo diario y en la lucha por una sociedad más justa y digna.   Vamos juntos en el cometido de reparar el tejido social veracruzano. A todos los militantes en partidos o causas políticas les tendemos la mano. Todos merecen nuestro respeto y estamos abiertos a un diálogo, siempre con la finalidad de mejorar la sociedad y sus instituciones.
  1. Agradecemos a quienes han respetado y defendido el derecho ciudadano de nosotros los ministros de culto, al servicio de nuestro pueblo.
  1. “Cuando los obispos hablamos sobre los distintos problemas sociales que afectan a nuestro pueblo, insistimos en que nuestra labor es prioritariamente pastoral y nunca partidista, por la fidelidad que debemos al Buen Pastor que cuidó y veló por todas sus ovejas.  La Doctrina Social de la Iglesia les ofrece a los fieles laicos: principios, criterios y directrices para orientar su libertad pero sin pretender jamás sustituirla. La solidaridad y el compromiso auténtico de la Iglesia con todos siempre debe salvaguardar la libertad de todos. Este respeto es fundamental.  Por ello, la Iglesia no se cansará en insistir que una misma fe puede dar lugar a diversos compromisos políticos, con los que ella como institución jamás debe asociarse.” [6]
  1. Por nuestra parte, seguiremos con nuestra misión evangelizadora: nosotros los obispos, sacerdotes y pastores no somos más que servidores de ustedes por amor de Jesús (2 Cor 4,5). Cumplida una tarea el Señor nos enseña a reconocer y decir “Somos simples servidores: lo que debíamos hacer hicimos” (cf. Lc 17,10) … y lo seguiremos haciendo.

Nuestro Padre Dios los bendiga en este tiempo litúrgico del Adviento, y en la ya cercana NAVIDAD, fortalecidos por nuestra Madre Santísima de Guadalupe. Dios nos conceda la esperanza que se finca en la Palabra de Dios, capaz de darnos siempre consolación y tenacidad en la paciencia para perseverar en toda obra buena.

Miércoles 14 de Diciembre de 2016.

Sus hermanos obispos:

+ Hipólito Reyes Larios,
 Arzobispo de Xalapa. + Sergio Obeso Rivera, Arzobispo Emérito de Xalapa.

 

 

+ Rutilo Muñoz Zamora, Obispo de Coatzacoalcos.

 

+ Rafael Palma Capetillo, Obispo Auxiliar de Xalapa.

 

 

+ Eduardo Porfirio Patiño Leal, Obispo de Córdoba.

 

+ Juan Navarro Castellanos, Obispo de Tuxpan.

 

 

+ José Trinidad Zapata Ortiz, Obispo de Papantla.

 

+ Lorenzo Cárdenas Aregullín, Obispo Emérito de Papantla.

 

+ Eduardo Cervantes Merino, Obispo de Orizaba. + Fidencio López Plaza, Obispo de San Andrés Tuxtla.

 

+ Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, Obispo de Veracruz.

 

PRESENTACIÓN

A través del comunicado “Somos simples servidores”, los obispos de Veracruz refrendan su compromiso de seguir promoviendo una cultura democrática, que ayude a reconstruir el tejido social en la situación difícil que atraviesa nuestro estado de Veracruz.

Repasando el itinerario vivido en el pasado proceso electoral, los obispos de Veracruz exponen la asesoría jurídica a la que debieron recurrir para demostrar que procedieron rectamente conforme a las leyes y no se hizo   – como adujo algún partido – ningún proselitismo a favor ni en contra de ningún partido. Así lo constató el supremo tribunal electoral en nuestra patria (el TEPJF), el cual no sólo dictaminó que las acusaciones fueron infundadas, sino que por el contrario, se reconoce el derecho y la contribución que los ministros de culto hicieron al promover la participación del electorado mediante el voto libre y responsable.

Los ministros de culto no pueden dejar de hablar de las grandes necesidades y preocupaciones de las familias, ya que son pastores solidarios con su pueblo y son también ciudadanos: así lo pide la doctrina de la Iglesia y así les facultan las leyes mexicanas, en el derecho de todos a la libertad de expresión y en el mandato que se hace a las asociaciones religiosas de “propiciar y asegurar el respeto integral a los derechos humanos”.

Los obispos de Veracruz tienden la mano a todos.  Invitan a un diálogo con todos los actores de la vida social.  Reiteran su compromiso de seguir haciendo lo que como servidores han venido haciendo favor del pueblo, sus valores y su cultura democrática.

 

NOTAS:  – – – – – – –

 

[1] Puede leerse el amplio expediente en la página web del Tribunal Judicial del Estado de Veracruz (TEV) en las 885 páginas y anexos del Acta de Sentencia del Recurso de Inconformidad: RIN 115/2016 Y SU ACUMULADO – RIN 116/2016.

(cfr.http://www.teever.gob.mx/files/SENTENCIA-RIN-115-2016-Y-ACUMULADO-116-2016–PARTE-1-.pdf)

 

[2] ARTICULO 32.- A los infractores de la presente ley se les podrá imponer una o varias de las siguientes sanciones, dependiendo de la valoración que realice la autoridad de los aspectos contenidos en el artículo precedente:

  1. Apercibimiento; – II. Multa de hasta veinte mil días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal;

III. Clausura temporal o definitiva de un local destinado al culto público;

  1. Suspensión temporal de derechos de la asociación religiosa en el territorio nacional o bien en un Estado, municipio o localidad; y, – V. Cancelación del registro de asociación religiosa.

La imposición de dichas sanciones será competencia de la Secretaría de Gobernación, en los términos del artículo 30.

 

[3] Se puede encontrar en: http://portal.te.gob.mx/colecciones/sentencias/html/SUP/2016/JRC/SUP-JRC-00342-2016.htm

 

[4] RESOLUCIÓN SEGUNDA: “Se revoca en la materia de impugnación, relativa a la promoción del voto por parte de ministros de culto religioso, y en consecuencia, se deja sin efectos jurídicos la vista ordenada por el Tribunal Electoral de Veracruz al organismo público local electoral de aquella entidad.”

 

[5] LEY DE ASOCIACIONES RELIGIOSAS Y CULTO PÚBLICO, Art. 8, IV.

 

[6] Del Encuentro con Jesucristo a la Solidaridad con todos, CEM, 25 de marzo de 2000, n. 285-287.