Sacerdotes

El Orden Sacerdotal:

Es un sacramento que por la imposición de las manos del Obispo y sus palabras, hace sacerdotes a los hombres bautizados, y les da poder para perdonar los pecados y convertir el pan y el vino en el Cuerpo y en la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Este sacramento sólo lo reciben  aquellos que se sienten llamados por Dios a ser sacerdotes para dedicarse a la salvación de sus hermanos. Esta vocación es la más grande de la Tierra, pues los frutos de sus trabajos no acaban en este mundo, sino que son eternos.

El sacerdote predica la Palabra, presta sus palabras y sus gestos al mismo Cristo para que actúe: cuando el sacerdote bautiza, es Cristo el que bautiza, haciendo nacer a nuevos hijos de Dios. Cuando el sacerdote en la Confesión, perdona los pecados, es el mismo Cristo el que perdona. Cuando el sacerdote celebra la Santa Misa, es el mismo Cristo el que actualiza su Muerte y su Resurrección sobre el altar.

En la diócesis de Córdoba hay 86 sacerdotes, actualmente cuenta con 76 seminaristas (22 en el seminario menor, 47 en el seminario mayor y 7 están colaborando en algunas parroquias)  

Dios mediante el próximo 15 de agosto 3 diáconos serán ordenados sacerdotes.