Historia

HISTORIA DE NUESTRA DIÓCESIS

¿QUÉ ES UNA DIÓCESIS?

Diócesis.- Es una porción del pueblo de Dios que se confía a un Obispo. Es un territorio concreto y limitado en donde todos los católicos viven en la unidad de la iglesia Universal, bajo el cuidado del Obispo que es representante de Jesucristo, considerado como único pastor. A la Diócesis también se le nombra “Iglesia particular” o “local”.

¿POR QUÉ SURGIERON LAS DIÓCESIS?

Las Diócesis surgieron por el crecimiento del cristianismo y los apóstoles no se daban abasto para predicar el evangelio y cuidar a los recién conversos. Era necesaria más gente responsable que se encargara de las nuevas comunidades y cuidarán de la salvación de los cristianos.

Así, pues, los Obispos, ayudados de los Prebisterios y Diáconos, recibieron el Ministerio de la comunidad para presidir la grey de la que son pastores, como maestros de doctrina, sacerdotes del culto sagrado y ministro de gobierno y son sucesores directos de los apóstoles, a quienes han sucedido por institución Divina.

LA DIÓCESIS DE CÓRDOBA

La ciudad de Córdoba pertenecía a la Arquidiócesis de Xalapa, Ver., la cual creció mucho en los últimos años. Cada vez era más difícil para Monseñor Sergio Obeso atender todas las necesidades de su grey. Por eso, era necesario que surgieran nuevas Diócesis, nuevos Obispos, para atender mejor a los miles de católicos.

Surge de esta manera la división y nacen dos diócesis, el 15 de Abril de 2000, fueron constituidas por su Santidad Juan Pablo II, con territorio exclusivo de la Arquidiócesis de Xalapa en la zona sur. Sus sedes y nombres son: Diócesis de Córdoba y Diócesis de Orizaba.

Los limites de la nueva Diócesis de Córdoba son: al norte con la Arquidiócesis de Xalapa; al oeste con la Diócesis de Puebla y Tehuacan; al suroeste con la nueva Diócesis de Orizaba y al este con la Diócesis de Veracruz y Tuxtepec.