María nos vino a mostrar al Verdadero Dios por quien se vive.

PEREGRINACION DE LA DIOCESIS DE CORDOBA A LA BASILICA DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE Homilía de Mons. Eduardo P. Patiño Leal, Obispo de Córdoba 8 de junio de 2017 – Fiesta de Jesús, Sumo y Eterno Sacerdote Queridos hermanos: Dios nos permite la gracia de poder visitar año con año a nuestra santísima Madre María de Guadalupe, y adorar con todo el corazón a su Hijo Jesucristo, el mismo que ella quiso manifestar en las laderas del Tepeyac. Es una alegría visitar de nuevo esta “casita” venerada donde los fieles de México y del mundo entero acudimos a contemplar su bendita imagen, plasmada milagrosamente en la humilde tilma del indio San Juan Diego. Nuestro corazón se llena de inmensa gratitud a Dios y a María, porque fuimos – y seguimos siendo – destinatarios de la ternura y la misericordia del Señor, de la verdad y unidad de su proyecto de vida para con nosotros. Este designio de salvación se hizo presente en sus apariciones y su mensaje – nos vamos acercando a los 500 años desde aquel 1531 – pero su gracia también se sigue prolongando en su imagen: en la ternura de sus ojos y su compasiva mirada; en la prolongada súplica de sus manos orantes; su imagen nos sigue enseñando la verdad del plan maravilloso de Dios, que funde en armonía las flores, ríos y montes de su túnica rosada; con las manos del ángel mensajero que une en sus extremos, a la madre tierra con el universo de estrellas de su manto azulado. Como la mujer anunciada en el Apocalípsis: la contemplamos “revestida del sol, con la luna bajo sus pies” (Ap. 12,1). La flor de cuatro pétalos, que dignifica su seno, señala a Jesucristo por nacer, el fruto bendito de su vientre, el Sol de justicia que ella, la doncella – encinta, custodia y nos ofrece, para que también nosotros nos dejemos iluminar con las palabras liberadoras de su Evangelio. HERMANOS: No venimos aisladamente, sino unidos como Iglesia peregrina: muchas familias y grupos de comunidades parroquiales, nos acompañan muchos de nuestros hermanos sacerdotes, religiosas y seminaristas. Nuestra peregrinación coincide con la significativa fiesta de Jesús Sumo y Eterno Sacerdote, razón de más para felicitar y orar hoy por nuestros hermanos...

Learn More

A LOS 100 AÑOS DE LAS APARICIONES DE LA VIRGEN MARÍA EN FÁTIMA

A LOS 100 AÑOS DE LAS APARICIONES DE LA VIRGEN MARÍA EN FÁTIMA   En el corazón de María, seamos forjadores de fraternidad y de paz.   A TODOS LOS HERMANOS SACERDOTES, DIÁCONOS, RELIGIOSOS Y FIELES DE NUESTA IGLESIA DE CÓRDOBA: PAZ Y BIEN.   La Virgen María, Madre de Jesucristo y Madre nuestra, prolonga su maternidad desde su asentimiento fiel en la Anunciación, mantenido sin vacilar al pie de la cruz, hasta la consumación perpetua de los elegidos. Como enseña el Concilio Vaticano II: “asunta a los cielos, no ha dejado esta misión salvadora, sino que con su múltiple intercesión continúa obteniéndonos los dones de la salvación eterna. Con su amor materno se cuida de los hermanos de su Hijo, que todavía peregrinan y hallan en peligros y ansiedad hasta que sean conducidos a la patria bienaventurada. Por este motivo, la Santísima Virgen es invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora”. (Lumen Gentium 62).   Los creyentes experimentamos con frecuencia de modo cotidiano y sencillo su presencia maternal, con la que nos acercarnos con mayor confianza y fe a su Hijo Jesucristo, nuestro único Salvador y Mediador entre Dios y los hombres. Sin embargo, Dios ha regalado a los cristianos manifestaciones especiales, a través de algunas apariciones o mensajes que ha querido conceder a los creyentes, en momentos especiales de la historia y que han sido autenticadas por la Iglesia.   Para nosotros los mexicanos, las apariciones al humilde indígena San Juan Diego (1531) tienen una especial importancia, pues acompañaron el nacimiento de nuestra nación y facilitaron la comprensión y la adhesión en la fe, al hacerse portadora del mensaje de consuelo, ternura, amor y dignidad para todos los pobladores, presentándose como la Madre del “veradero Dios por quien se vive”.   Siglos después se manifestó en Lourdes en Francia (1800) y estamos por conmemorar los 100 años de sus apariciones en Fátima, Portugal (13 de mayo de 1917) a tres pequeños niños. La Señora de Fátima se apareció el 13 de mayo de 1917 por primera vez y volvió todos los 13 de los meses siguientes hasta octubre (6 veces), excepto en agosto cuando los niños estaban impedidos por la autoridad, y recibieron la visita de la...

Learn More

ANTE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES PARA PRESIDENTES MUNICIPALES

MENSAJE DE LOS OBISPOS DE VERACRUZ PROVINCIA ECLESIÁSTICA DE XALAPA   ANTE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES PARA PRESIDENTES MUNICIPALES DEL DOMINGO 4 DE JUNIO Hermanos: los discípulos de Cristo caminamos a través de este tiempo litúrgico de la Cuaresma, hacia una renovación espiritual para celebrar con alegría y coherencia nuestro compromiso bautismal con el Señor Resucitado. Él es quien da fortaleza a nuestra lucha diaria por el bien: nos ofrece el AGUA que salta hasta la vida eterna, la LUZ que ilumina nuestros pasos hacia una VIDA verdaderamente plena. A todos deseamos que Cristo sea su luz y su fortaleza en estas próximas fiestas pascuales. Por otra parte, la fe reclama de nosotros asumir nuestro compromiso social como ciudadanos: al perseverar en nuestra fe, esperamos y aceleramos la llegada de “un cielo nuevo y una tierra nueva donde habitará la justicia” (cf. 1 Pedro 3, 12s). Como ciudadanos estamos llamados a participar en el proceso que ya se está iniciando rumbo a la elección de los presidentes de los 212 municipios que integran nuestro Estado de Veracruz: servidores públicos que por un período de cuatro años, habrán de presidir y encauzar la vida, las expectativas, los proyectos y fuerzas que nuestras familias aportarán para el “bien común”. Este “bien común” debe prevalecer sobre cualquier otro tipo de interés o criterio. Como enseñaba San Juan Pablo II: “Una auténtica democracia no es sólo el resultado de un respeto formal de las reglas, sino que es el fruto de la aceptación convencida de los valores que inspiran los procedimientos democráticos: la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre, la asunción del «bien común» como fin y criterio regulador de la vida política.” (Juan Pablo II, Carta Encíclica. Centesimus annus, 46). Ante la dramática crisis moral que ha afectado la convivencia política y social de las familias en nuestro Estado de Veracruz, por la persistencia de situaciones de corrupción, violencia, agravios a la dignidad y a la vida humana; ante la impunidad y la insatisfacción de los anhelos de bienestar y equidad: la PARTICIPACIÓN DE TODOS ES FUNDAMENTAL para hacer posible un futuro esperanzador con las mejores garantías que nos permitan avanzar hacia una verdadera transformación. Por ello animamos a la ciudadanía para...

Learn More

COMENTARIO DEL OBISPO EDUARDO DE CÓRDOBA – Respondiendo a declaraciones del P. Alejandro Solalinde

COMENTARIO DEL OBISPO EDUARDO DE CÓRDOBA Respondiendo a declaraciones del P. Alejandro Solalinde. Viernes 24 de marzo de 2017 El día de ayer en los diarios de Córdoba y otros medios digitales se publicaron declaraciones que el P. Alejandro Solalinde expresó en la ciudad de Xalapa en un foro de la U.V., haciendo juicios temerarios sobre una supuesta complicidad perversa de los hermanos sacerdotes de Veracruz y de los obispos de las 8 diócesis de la Provincia con los gobernantes de sexenios anteriores y las bandas criminales que tanto dolor y muerte han dejado en las familias. Estas declaraciones y condenas no tienen sustento: son bastante graves y genéricas que confunden y agravian a las Iglesias locales: parecen un juicio sumario para condenar mediáticamente: se dan por un hecho situaciones que no sucedieron – al menos – no como el P. Solalinde las narra. Hablaré ante todo de lo que se refiere a mi persona como Obispo de Córdoba, ya que soy el directamente aludido y porque yo solo puedo hablar de lo que sí conozco y realmente me consta. Mi intención no es generar polémica, sino defender la verdad, de modo que conociéndola, quienes me han comentado su rechazo e indignación por los juicios del P. Solalinde, puedan tener una visión objetiva y contextualizada con fundamento. Quiero antes reconocer respetuosamente la labor que el P. Solalinde ha realizado a lo largo de su ministerio sobre todo acompañando el drama de los migrantes centroamericanos y mexicanos: sea en el Albergue “Hermanos en el Camino”, fundado en 2007 en Ixtepec Oaxaca; sea en el servicio que desempeñó en otro tiempo como Coordinador de la Zona Sureste de la Pastoral Migrante; sea en su activismo en relación a los derechos humanos de los migrantes que culminó en la reforma del Senado a la Ley de Migración del 2011.   El se suma a muchos otros servidores y activistas que a lo largo del país, defienden y brindan protección y alivio al Cristo sufriente que peregrina en cada migrante.   En todo esto lo felicito. En lo que no coincido con el P. Solalinde es en su postura un tanto maniquea o simplista, según la cual, solo los que trabajan a su estilo son valiosos, mientras el resto queda...

Learn More

CUARESMA: CAMINO DE COHERENCIA, RECONCILIACIÓN Y DE PAZ.

A TODO EL PUEBLO DE DIOS QUE PEREGRINA EN CÓRDOBA: PAZ y BIEN. “La sal es una cosa excelente, pero si se vuelve insípida,      ¿con qué la volverán a salar? Que haya sal en ustedes mismos y vivan en paz unos con otros”. (Marcos 9, 50). Hermanos: Desde nuestro Bautismo y nuestra Confirmación nos hemos comprometido a identificarnos y a vivir en pos de Jesucristo nuestro único Salvador. Recibimos el Don del Espíritu Santo en vasijas de barro, e iniciamos un camino de santificación que a lo largo de nuestra vida se va restaurando, fortaleciendo y creciendo para ser como pedía el Señor: “luz del mundo” y “sal de la tierra” (cf. Mateo 5, 13s).   Ningún cristiano está plenamente acabado, nos vamos haciendo cristianos, manteniendo en nuestro corazón la alegría del Evangelio, la sal que le da sentido a todas nuestras acciones y proyectando entre nuestros hermanos la luz de Cristo a través de las buenas obras, de modo que los hombres al verlas, “ glorifiquen al Padre que está en el cielo”. Con la celebración de la Cuaresma nos preparamos a hacer nuestra toda la gracia del Misterio Pascual de Jesús, su pasión, muerte y resurrección, conmemorada solemnemente en la Semana Santa: su celebración nos actualiza todas las gracias que necesitamos para vivir como nuevas creaturas en Cristo, sanadas, reconciliadas y proyectadas hacia la esperanza que nos da el Evangelio. A través de estos cuarenta días, la Iglesia se prepara a purificarse y renovarse espiritualmente con la práctica más intensa de la oración, el ayuno y las obras de misericordia. La Palabra de Dios reflexionada en nuestro interior abrirá nuevos caminos de conversión. ¿En qué tendremos que cambiar para que nuestra vida diaria sea más agradable a Dios y más benéfica para nuestro prójimo? Ante el ambiente de desintegración en muchas de nuestras familias, de violencia y atentados contra la salud, de incertidumbre por nuestra economía o por el destino de familiares que han migrado; en el ambiente de confusión y corrupción en la sociedad y la política: cada quien puede hacer mucho, si mantiene la pureza de su propia “sal”, su identidad y vocación cristiana. Viviendo en la coherencia con nuestra fe y estrechando los vínculos de la caridad, podremos transformar...

Learn More

“Caminemos a la luz de Señor” (Is. 2,5)

MENSAJE DE NAVIDAD DE LOS OBISPOS DE VERACRUZ Provincia Eclesiástica de Xalapa “Caminemos a la luz de Señor” (Is. 2,5) 1.- Una nueva oportunidad se presenta para compartir con todos ustedes los creyentes católicos y con todas las personas de buena voluntad, que residen en el Estado de Veracruz, un mensaje de parte de sus hermanos los Obispos para ayudar a vivir mejor la próxima Navidad, la cual es una celebración rica de contenido espiritual y de tradiciones que impregnan de alegría y esperanza a la gran mayoría de nuestras familias y comunidades.   2.- La buena noticia del Nacimiento de Jesucristo, que se ha hecho uno de nosotros al encarnarse en el vientre virginal de María, será siempre el centro de la celebración de la Navidad, que continúa iluminando la vida de toda la humanidad.   3.- Creemos que la conmemoración de la Navidad llena de alegría y esperanza, tanto nuestras vidas, como también las realidades que nos toca experimentar y asumir hoy. Necesitamos recibir a Cristo y creer firmemente que nos salva, nos libera y nos transforma en personas nuevas capaces de influir en la construcción de un mundo mejor.   4.- En la actualidad, percibimos experiencias que manifiestan signos de vida en personas y grupos que luchan por dar un testimonio fiel del seguimiento de Jesucristo. Ahí están un buen número de laicos comprometidos en sus familias y en sus profesiones, en la vida activa de la Iglesia y también del trabajo en favor de una sociedad más humana, más justa y más llena de los valores del Evangelio.   5.- Sin embargo, también somos testigos del avance creciente de una cultura de muerte. Así, la violencia se ha establecido desde hace varios años en nuestros pueblos y ciudades con sus múltiples manifestaciones de inseguridad, extorsiones, secuestros, asaltos, robos y asesinatos que han sufrido muchas personas de todas las clases sociales y ocupaciones. Nos duele profundamente que esto se siga realizando en gran parte del País y con tintes muy especiales en nuestro Estado. Se trata de auténticos signos del pecado personal y social que laceran profundamente la dignidad de las personas y propician tristemente el aumento de la descomposición del tejido social.   6.- La fuerza poderosa del mal se...

Learn More
Hola